Economía colaborativa: o cómo pasar de comprar a compartir

economia colaborativa

Vender tu ropa usada a través del móvil, compartir tu coche para ir a trabajar, alquilar el apartamento de otra persona para tus vacaciones y hasta ayudar a un nuevo proyecto donando algo de dinero por internet. Seguro que, en mayor o menor medida, ya eres un usuario de la llamada economía colaborativa, un sector en alza que no para de crecer.

Tanto que, según el informe Plataformas de economía colaborativa: una mirada Global, de Ostelea, los ingresos de este nuevo sector económico aumentarán en 335 millones de dólares para el año 2025. Y es que más de la mitad de los españoles estaría dispuesto a compartir o alquilar bienes propios a través de estas nuevas plataformas de ‘sharing economy’, de acuerdo con el estudio Negocios Colaborativos de OBS.

Si aún no eres uno de ellos, en este post te explicamos cómo funciona la economía colaborativa, en qué ramas de actividad se ha extendido y las ventajas que te aporta como consumidor.

  • Concepto de economía colaborativa
  • Tipos de economía colaborativa existen
  • Características ofrece este modelo de economía colaborativa
  • Ventajas de la economía colaborativa
  • Ejemplos de empresas de economía colaborativa: compartir espacios de trabajo con fifty-fifty

¿En qué consiste la economía colaborativa?

El origen del concepto de economía colaborativa se remonta a hace una década. En 2010, los autores Lisa Gansky (en su obra The Mesh: Why the Future of Business is Sharing) y Rachel Botsman and Roo Rogers (en el libro What’s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption) introdujeron este término.

Ahora bien, la filosofía en la que se basa este modelo es mucho más antigua y recupera la esencia del asociacionismo vecinal. Pero incorpora un alcance global gracias al poder de las nuevas tecnologías.

Con internet, la forma en la que se hacen negocios ha cambiado. Ahora, se generan nuevas comunidades en las que se comparten bienes y servicios de todo tipo a cambio de una compensación pactada entre las partes. En este sentido, la Revista Opciones (2013) define la economía colaborativa como “un movimiento que engloba nuevas prácticas económicas que tienen en común algún grado de participación u organización colectiva en la provisión de bienes y servicios” .

 “Nuevos modelos empresariales y de consumo en los que gracias a las nuevas tecnologías se accede a bienes y servicios más eficientes y participativos basados en la comunidad y la confianza, así como en la oferta basada en el acceso al bien improductivo en contraposición a su adquisición; combinación que unas veces puede basarse en una relación entre iguales (P2P) o bien en la puesta a disposición por parte de una empresa al acceso por los usuarios de bienes bajo demanda cuando les resulte más conveniente (B2P)”, Sharing España.

¿Cuántos tipos de economía colaborativa existen?

Originalmente, la economía colaborativa se centró en el ámbito del consumo. Hoy, sus beneficios y la buena acogida entre la población han hecho que se haya extendido a prácticamente todos los sectores de actividad.

¿Dónde puedes encontrar plataformas que sigan este modelo? Estos son los cuatro grandes tipos principales de economía colaborativa:

Consumo colaborativo

En él se engloban aquellas herramientas que ponen en contacto a ciudadanos para que puedan comprar o intercambiar bienes o servicios, ya sea de forma gratuita o pagada. Dentro de esta categoría, destacan las aplicaciones de transporte colaborativo (como Uber o Blablacar), de alojamiento compartido (como Airbnb o Vrbo) o de compraventa de objetos de segunda mano (como Wallapop).

Conocimiento abierto

Incluyen aquellas plataformas digitales dirigidas a difundir el conocimiento entre sus usuarios. ¿Te suena Wikipedia? Es una de ellas, igual que Coursea o EdX o Udemy, donde puedes acceder a un sinfín de acciones formativas de profesionales e instituciones educativas.

Producción colaborativa

Plantea el mismo enfoque de compartir bienes y servicios, pero especializado en el campo laboral. En este tipo, tienes a tu disposición herramientas como Nubelo o Workana (donde se produce un intercambio entre freelance y clientes) o cualquier plataforma de coworking, en la que diversos profesionales se reúnen en un mismo local.

Finanzas colaborativas

Hasta ahora, si querías financiación, tenías que dirigirte a un familiar/amigo o a tu entidad financiera. Con la economía colaborativa, cualquier persona puede prestarte esa ayuda a través del crowdfunding (con firmas como Verkami) o crowdlending (con apps como Zank).

¿Qué características ofrece este modelo de economía colaborativa?

A pesar de esta heterogeneidad todos estos negocios e industrias comparten los pilares que sustentan la economía colaborativa. ¿Cuáles son esas características?

  • Se trata de un modelo disruptivo. En él, las nuevas tecnologías se convierten en el vehículo que lo hace posible, ya sea a través de webs o apps.
  • Se basa en un cambio de mentalidad de la sociedad. Ahora, la importancia no radica tanto en comprar, sino en tener acceso a bienes y servicios para satisfacer una necesidad específica, aunque sea alquilándolo, intercambiándolo o compartiéndolo. Por ejemplo, ¿para qué quieres comprar una abrillantadora de suelo si solo la vas a usar una vez?
  • El punto de partida es una colaboración mutua, es decir, tú tienes algo que otra persona necesita y/o viceversa.
  • Requiere que exista una comunidad, cuanto más extensa posible, donde se produzca ese intercambio.
  • La confianza es la clave de las interacciones entre las personas. Por eso la mayoría de las plataformas de economía colaborativa te permiten puntuar y dejar opiniones sobre el resto de usuarios.

¿Cuáles son las ventajas de la economía colaborativa?

Una vez que ya sabes cómo funciona, ¿por qué deberías usar plataformas de economía colaborativa?

  • Conseguirás ahorrar o ganar dinero, ya que podrás vender o alquilar lo que no necesites o, si eres el interesado, accederás a precios más bajos que en los negocios tradicionales.
  • Podrás disponer de productos o servicios que, en el mercado tradicional, serían inasequibles para ti.
  • Tendrás a tu disposición un mayor catálogo de bienes. Sumarás lo que encuentras en los clásicos comercios y lo que se ofrece en las plataformas de economía colaborativa.
  • Contribuirás a cuidar el medio ambiente a través de la aportación de una segunda vida a productos que, de otro modo, irían a la basura.
  • Te unirás a una comunidad en la que pueden surgir otras colaboraciones que te beneficien.

Ejemplos de empresas de economía colaborativa: compartir espacios de trabajo con fifty-fifty

En este nuevo marco económico, surge fifty-fifty, una plataforma digital que conecta a nivel nacional a profesionales del sector Belleza & Bienestar que dispongan de locales de trabajo en los que existan espacios vacíos con profesionales freelance que necesitan un lugar donde trabajar por periodos cortos de tiempo (días o semanas).

Por ejemplo, si eres peluquera y nunca utilizas todos tus sillones o salas a la vez, a través de fifty-fifty puedes encontrar a un profesional freelance que ocupe ese puesto los días u horas que fijéis, ya sea otro peluquero o una experta en manicura que complete tus servicios.

Esta es la propuesta de economía colaborativa de fifty-fifty. Como anfitrión puedes obtener unos ingresos extra por espacios que hasta ese momento tenías sin utilidad. Mientras, si eres autónomo, accederás a locales profesionales donde ejercer tu oficio. A esto hay que añadir olvidar el valor añadido para ambos que puede generar esta sinergia (ampliación de la red de clientes, prestación de nuevos servicios, disponibilidad de profesionales de confianza en caso de baja o vacaciones…).

¿Te gustaría unirte a fifty-fifty? Date de alta en este sencillo formulario y da el paso hacia una nueva forma de trabajar.

Artículos relacionados

¿Es legal compartir espacios de trabajo en fifty-fifty?

¿Es legal compartir espacios de trabajo en fifty-fifty?

Desde fifty-fifty publicamos este post en el que os queremos hablar sobre la legalidad de la relación que se crea entre los…

Leer más

¿Puedo contratar a un autónomo en mi peluquería?

¿Puedo contratar a un autónomo en mi peluquería?

Como empresario del sector Belleza & Bienestar, es probable que estés valorando incorporar más profesionales a tu negocio. En tal caso, una…

Leer más

coworking peluquería

Coworking de peluquería: ¿qué es y cómo funciona?

Los espacios de trabajo compartido son tendencia. De hecho, para 2020 habrá cerca de 50.000 coworking en funcionamiento en el mundo,…

Leer más

Únete a la conversación

Buscar
Precio
Comodidades

Comparar listados

Comparar