¿Puedo contratar a un autónomo en mi peluquería?

¿Puedo contratar a un autónomo en mi peluquería?

Como empresario del sector Belleza & Bienestar, es probable que estés valorando incorporar más profesionales a tu negocio. En tal caso, una de las dudas más comunes sobre la mejor forma para ampliar la plantilla que te habrá surgido es la siguiente: ¿puedo contratar a un autónomo en mi peluquería o debe ser un trabajador asalariado? Te contamos las claves sobre esta cuestión.

¿Puedo contratar a un autónomo en mi peluquería?

Cuando te planteas si puedo contratar a un autónomo en la peluquería o similar, la respuesta es sí. Aunque tú seas un profesional freelance, tienes la posibilidad de contar con otros colaboradores que también estén dados de alta en el RETA.

No sería un contrato laboral al uso, como el que le harías a un empleado por cuenta ajena. Debéis firmar un contrato mercantil de prestación de servicios, como el que puedes tener con la empresa de marketing que te lleva las redes sociales o el proveedor que te suministra las toallas reciclables.

¿Qué ventajas conlleva contratar a un freelance?

La principal razón para contratar a un autónomo, en lugar de a un trabajador asalariado, es el ahorro económico que tendrás como empleador. ¿Cómo se traduce esto en la práctica?

  • Al ser un colaborador freelance, no tendrás que pagar nada a la Seguridad Social; ya lo hace él a través su cuota de autónomo.
  • En caso de que desees terminar con la relación contractual, tampoco tendrás la obligación de abonar finiquito o indemnización al autónomo.

¿Y cuáles son los inconvenientes? El falso autónomo

Viendo lo pros que consigues al optar por contratar un autónomo en la peluquería, parece que la decisión es clara. Pero ¡cuidado!. ¡Hay determinadas circunstancias en las que esta vía da lugar a la figura del falso autónomo. De este modo,  podrías incumplir la ley y ser sancionado con multas de miles de euros si el freelance ‘encubierto’ te denuncia ante Empleo.

Y es que un verdadero autónomo debe desarrollar su actividad de forma libre. Esto significa:

  • Contar con un local o espacio de trabajo propio.
  • Poner sus tarifas.
  • Establecer sus horarios.
  • Utilizar sus propios recursos.
  • Decidir con qué clientes trabaja…

¿No eso lo que esperas de la nueva incorporación? Entonces deberías contratar al profesional como empleado por cuenta ajena, pagando su cotización a la Seguridad Social y otorgándole los derechos que te corresponden.

¿Qué ocurre con la figura del autónomo trade en el sector Belleza & Bienestar?

Existe una excepción legal a esta contratación de trabajadores por cuenta propia, siempre que quede constancia por escrito. Se trata delautónomo trade o autónomo económicamente dependiente. Consiste en una figura a medio caballo entre el asalariado y el freelance, introducida por la Ley 20/2007. El objetivo es dar cobertura a esos profesionales que trabajan principalmente con una empresa y evitar que sean considerados erróneamente falsos autónomos.

Según la norma, el autónomo trade es aquel autónomo que “una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales”.

De este modo, el colaborador trade, siempre que cumpla ese requisito de cantidad, tiene una serie de mejoras respecto a un autónomo clásico:

  • Derecho a prestación por desempleo en caso de despido o de incumplimiento del contrato por la otra parte.
  • Puede gozar de 18 días de vacaciones (no remuneradas)
  • Puede disfrutar de permiso de maternidad.

Ahora bien, para no ser un falso autónomo, este profesional no puede:

  • No puede subcontratar el servicio.
  • Debe usar sus herramientas y materiales.
  • Debe gestionar su agenda y clientela.

 

Como ves, no es tan sencillo decidir cómo incorporar mano de obra a tu negocio, pues tanto si optas por un contrato laboral, como mercantil, existen una serie de inconvenientes que pueden acarrearte serias consecuencias. Por eso, en fifty-fifty ponemos a tu disposición un nuevo modelo laboral para profesionales del sector Belleza & Bienestar: el trabajo colaborativo, convirtiendo tu salón en un coworking de peluquería. Así, en lugar de contratar a un autónomo en mi peluquería, ¿y si le alquilo el espacio vacío que va a usar, como si de un arrendamiento de vivienda se tratara?  ¡Consulta más información sobre cómo funciona nuestra plataforma y anuncia tu espacio gratis!

Artículos relacionados

coworking peluquería

Coworking de peluquería: ¿qué es y cómo funciona?

Los espacios de trabajo compartido son tendencia. De hecho, para 2020 habrá cerca de 50.000 coworking en funcionamiento en el mundo,…

Leer más

Cómo hacer buenas fotos para ‘vender’ tu salón de belleza

¿Cómo hacer buenas fotos para ‘vender’ tu salón de belleza?

¿Sabías que los anuncios de viviendas con fotografías son mucho más visitados que aquellos que no las tienen y cuando, además, las…

Leer más

Alquiler de espacio tu peluquería

Alquiler de espacio en tu peluquería: 5 ideas para hacerlo

Muchos profesionales del sector de la Belleza y Bienestar con locales propios tienen el mismo problema: cuentan con puestos o cabinas que,…

Leer más

Únete a la conversación

Buscar
Precio
Comodidades

Comparar listados

Comparar